Navegar por internet se ha convertido en una actividad tan común como caminar o hablar, puede representar una acción del día a día para un porcentaje muy alto de la población que trabaja o consume contenidos web. Es muy común que cuando se está navegando en la web puedan ocurrir o aparecer errores con el servidor, una notificación que lejos de alarmarnos, puede significar una serie de escenarios que se nombran a continuación.

Para poder entender la naturaleza de los errores de un servidor, es necesario definir qué es un servidor. Conocido como servidor DNS por las siglas en inglés  Domain Name System, que se traducen como Sistema de Nombres de Dominio. Cuando aparece una notificación que interrumpe la navegación web, se debe a que este sistema de nombres ha fallado de alguna manera.

La principal función de un servidor DNS es poder recopilar una base de datos con todos los nombres web, que más adelante serán traducidos a sus respectivas direcciones IP. Una vez que esto sucede, se puede establecer la conexión entre el ordenador y los contenidos de la página web. Es necesario también definir la dirección IP como los números que identifican, según una jerarquía, la Interfaz en red de un dispositivo que utilice el protocolo web.

Errores que afectan al servidor y que podrían tener otro origen

Existen una serie de mensajes que pueden interrumpir el tiempo de navegación, los que aparecen con más frecuencia son: No se ha podido encontrar la dirección DNS del servidor, no se ha podido encontrar la dirección IP del servidor, Error en la búsqueda de DNS o No se puede acceder a este sitio web Chrome. Estas notificaciones tienen naturalezas diferentes y se pueden diagnosticar y resolver de la siguiente manera.

Cuando aparece el mensaje de que No se ha podido encontrar la dirección DNS del servidor, es necesario verificar el ping, cuando esto se hace se puede determinar si se trata de un problema con el internet. Desde un ordenador con sistema operativo Windows se puede lograr con las teclas WINDOWS y la tecla R, para poder ejecutar e interpretar esta información es necesario tener conocimientos de informática para entender estos resultados.

En este tipo de errores de servidor también será necesario verificar el firewall, ya que una posibilidad que de origen a este problema de servidor, es que la configuración del firewall no permita el acceso. Dependiendo del sistema operativo, se podrá modificar la configuración del firewall de manera directa.  Revisar el caché del navegador puede ser otro escenario viable, por lo que se recomienda borrar los datos. Ya con esto podría funcionar el servidor.

Errores internos del servidor

Cuando aparece la notificación de que no se ha podido encontrar la dirección IP del servidor, podría tratarse de un error interno. Es probable que el sitio web se encuentre caído, cuando eso sucede, es fundamental determinar si está caído para ti, como resultado de un problema de configuración, o si está caído para todo el mundo, debido a problemas como el proveedor de hosting, la base de datos o el software, DNS o ataques de DDoS de hackers

Cuando se trata de un error de servidor en la búsqueda de DNS, será necesario acceder al Centro de redes y recursos de internet, desde un ordenador Windows para examinar las propiedades y posibles causas de este tipo de error. Los errores internos del servidor hacen énfasis en las diferentes formas de respaldo, cuando surge un error de destino, con ubicación, tiempo y medios extraíbles equivocados.

Otros errores de respaldo de un servidor pueden originarse cuando la unidad de cinta empieza con el seguro puesto, fallo general por falta de permisos, error en Hyper-V por sobrecarga de información para VSS, fallo de Intercambio en el servidor de correo electrónico, y finalmente, el error de SQL que aparece cuando hay demasiados registros y no hay suficiente espacio de almacenamiento.

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar